Pintado y secado al horno con arco de gas

La pintura al horno tiene como objetivo conseguir un acabado de muy alta calidad.
En nuestras instalaciones con este proceso damos a sus vehículos un acabado perfecto y muy duradero y reduce los tiempos de secado, respetando además el medio ambiente, ya que, retienen la mayoría de las partículas de pintura y compuestos orgánicos volátiles.

Una cabina de pintura de última generación donde se introduce el vehículo o la pieza a pintar, y por el que circula aire desde el techo de la cabina hacia el suelo de la misma. Esta circulación forzada de aire, vertical y hacia a bajo, es la encargada de arrastrar los restos de pulverización aerográfica consiguiendo así unos resultados especiales.